viernes, 8 de diciembre de 2017

PROGRAMA Nº318 08/12/2017

ARQUÍMIDES: EL GENIO DE LA ANTIGÜEDAD

Por: Julio A. Guerrieri

La Tecnología humana que es el brazo ejecutor de la Ciencia actual, está basada en la electrónica. Pero habiendo Ciencia, la tecnología a lo largo de la historia no fue siempre así. El mismo Tomas Edison basó gran parte de su prolífico trabajo en la electricidad, una forma primitiva de electrónica si cabe, porque se considera el inicio generalmente con la invención del transistor. Pero a lo largo de la historia ha habido una pléyade de científicos e inventores con distintas tecnologías basadas en otras propiedades físicas que lograron hitos valiosísimos no solo para su época sino también alcanzando su utilidad hasta la actualidad. Uno de estos hombres fue Arquímides. Arquímides nació en la ciudad de Siracusa, isla de Sicilia de la actual Italia, en el -287 AC. Griego de nacimiento, el siracusano era portador de una enorme inteligencia para su época. De joven estudió con los mejores maestros de Alejandría y prueba de ello fue que algunos de sus trabajos se los dedicó a Conon de Samos y al gran Eratóstenes, director de la Biblioteca de Alejandría. Arquímedes fue ingeniero, inventor, físico, astrónomo y, sobre todo, matemático. Entre muchísimas cosas, era un apasionado por determinar la relación entre la longitud de un círculo y su diámetro. Fue un erudito en calcular el número Pi con una precisión que se utiliza en la actualidad. La geometría era otra de sus grandes pasiones. Trató de establecer la relación de la esfera con los poliedros y demostró importantes propiedades. Sus frases “Eureka” y “dadme un punto de apoyo y moveré el mundo” son de las más conocidas. La tecnología de Arquímedes no estaba basada en la electrónica, pero sus trabajos abrieron rumbos en muchas ramas de la Ciencia Actual. El genio de Arquímides solo es comparable al de Leonardo Da Vinci, 1664 años después. Quizá algún día sepamos si Arquímides fue el constructor de la Maquina de Antiquítera.

Bienvenidos al 318º y último programa del ciclo 2017 de EL TERCER PLANETA.

Programa seleccionado



Y gracias por estar.  


TITULARES



Referencias:


EM = Es Materia – NCYT = Noticia de la Ciencia y la Tecnología – BBCM = BBC Mundo – NEO = Neofronteras – CO = Conicet – CAD = Ciencia al Dia – ETN = Eso Top News – OBS = Observatorio – CX  = Ciencia Xataka – CN = Cosmos Noticias - MNP = Martín Navarro París (Corresponsalia de El Tercer Planeta) - RTSM= RT Sepa Mas.


El concepto de que el tiempo discurre en dirección única es relativo
 
Un equipo internacional de investigadores ha realizado un experimento que muestra que la flecha del tiempo es un concepto relativo, no absoluto.    La flecha o asimetría del tiempo continúa siendo uno de los grandes misterios del Cosmos. El nombre lo dio Arthur Eddington, y se refiere a la experiencia que todos tenemos de que el tiempo fluye siempre en una dirección única, de pasado a futuro.    En un documento cargado en el servidor arXiv, el equipo describe su experimento y su res  (Seguir Leyendo)


En el marco de una entrevista radial Blanca Diaz de Garnier expreso
“La voz me parece como que la hubiera escuchado siempre”, 
“Realmente algo impensado me llegó de pronto, estoy todavía soñando”,
“Cuando veía de otras personas que tenían esa felicidad, siempre pensé… y llegó el momento felizmente”, en ese momento entro a la entrevista Adriana -o Vanesa, como pensaban bautizarla sus padres desaparecidos- “Hola abu”, dijo con emoción en su voz.  “Uy sí, tengo una abuela, imaginate. Con 40 años, nunca se me cruzó la posibilidad de volver a decir abuela”


Extracto desordenado del programa radial Radio con Voz que conduce el periodista Reinaldo Sietecase



Jocelyn Bell Burnell, la astrofísica a la que no le dieron el Premio Nobel por ser mujer y estudiante

¿Cómo es posible que Jocelyn Bell Burnell no haya recibido el premio Nobel?
La pregunta sigue tan vigente hoy en día como hace 50 años, cuando la astrofísica británica detectó un nuevo tipo de estrellas siendo estudiante de posgrado. Bell Burnell había trabajado durante dos años ayudando a construir el radiotelescopio que permitió descubrir las estrellas, denominadas posteriormente pulsares. Y, crucialmente, fue quien detectó y analizó correctamente los primeros registros de las extrañas radiaciones en 1967. Bell Burnell tuvo incluso que convencer a su profesor y supervisor de posgrado Antony Hewish, quien se mostró inicialmente escéptico.Cuando se publicó el primer estudio sobre el descubrimiento figuraron cinco autores, Hewish en primer lugar y Bell en el segundo. Pero cuando el comité del Nobel en Suecia concedió en 1974 el galardón en física por el hallazgo de los pulsares, Bell Burnell fue totalmente ignorada. El premio fue compartido en cambio por Hewish y el astrónomo Martin Ryle. Jocelyn Bell Burnell tiene actualmente 74 años y habló con la BBC sobre su descubrimiento y lo que muchos consideran una de las mayores injusticias en la historia de los premios Nobel. (Seguir Leyendo)



"Dirigentes obreros entregados a los amos de la oligarquía por una sonrisa, por un banquete o por unas monedas. Los denuncio como traidores entre la inmensa masa de trabajadores de mi pueblo y de todos los pueblos. Hay que cuidarse de ellos: son los peores enemigos del pueblo porque han renegado de nuestra raza. Sufrieron con nosotros pero se olvidaron de nuestro dolor para gozar la vida sonriente que nosotros les dimos otorgándoles una jerarquía sindical. Conocieron el mundo de la mentira, de la riqueza, de la vanidad y en vez de pelear ante ellos por nosotros, por nuestra dura y amarga verdad, se entregaron. No volverán jamás, pero si alguna vez volviesen habría que sellarles la frente con el signo infamante de la traición. Peor aún, son los que provenientes de ese pueblo lo traicionan, lo abandonan lo venden, lo usan como moneda de cambio. Peor que un oligarca es, un traidor a su clase


Eva María Ibarguren o María Eva Duarte, Actriz y política Argentina más conocida como EVITA

El gran cometa que acabó con la astronomía otomana

El imperio otomano alcanzó su máximo esplendor entre los siglos XVI y XVII, y supuso un poderoso contrapoder para las monarquías de la Europa Occidental, llegando a convertir el mar Mediterráneo en un auténtico lago turco. Su decadencia comenzó en la segunda mitad del siglo XVI, tras los fracasos en las luchas 

contra el Sacro Imperio Romano y diversas intrigas palaciegas. Pero a veces se olvida un episodio que marcó un punto de inflexión en la historia, que provocó que el que podría haber sido un país que apostaba por la ciencia y el progreso sucumbiera a la superstición de los sultanes. Todo empezó con el paso del llamado gran cometa, en el año 1577. (Seguir Leyendo)




Por qué tardamos más de 2.000 años en saber cuán asombrosamente lejos había llegado Arquímedes en su conocimiento de matemáticas

Esta es la historia de un libro perdido que podría haber cambiado la historia del mundo. Perdido por más de mil años, contiene un registro único del mundo y las ideas de uno de los hombres más 
grandes de todos los tiempos. Comenzó en Siracusa, Sicilia, Magna Grecia en el año 287 a.C., cuando nació Arquímedes, un genio extraordinario que estaba siglos adelantado a su época. "No hay otro matemático en la antigüedad, ni tampoco en la historia, que se acerque a Arquímedes", le dijo a la BBC, cuando el manuscrito fue recuperado, Chris Rorres, hoy profesor emérito de Matemáticas de la Universidad Drexel de Pensilvania, Estados Unidos. Arquímedes es famoso como el hombre que gritó "¡Eureka!" en la bañera. (Seguir Leyendo)


" DE LOS NÚMEROS Y SU HISTORIA" de Isaac Asimov, Colección Muy Interesante, 280 págs.




La obra de Asimov se destaca por la calidad de su comprensión. El nombre del título que podría asustar al lector no amigo de la Matemática, no es impedimento alguno para sumergirse en un mundo donde el ser Humano encuentra muchísimas razones para necesitar la existencia de los números como interpretación de hechos é ideas. Las historias contadas como los tipos de calendarios, desde los Babilonios hasta el actual Gregoriano con todas las reformas que sufrieron, son altamente didácticos. El capítulo dedicado a los grandes números, la pasión enfermiza de Asimov, no tiene desperdicio sobre todo en la espléndida narración del origen del número Google, palabra tan conocida mundialmente ahora. Un libro que ayuda a pensar lo difícil que sería el desarrollo de nuestra civilización sin la existencia de los números. Excelente. JG