No te pierdas el sorteo del libro!!!!! dedicado al oyente de El Tercer Planeta por el autor; envía un correo-e a nuestra casilla y en el asunto indica 3 últimas cifras de tu DNI, nombre y la palabra sorteo, se realizara durante el próximo programa, tenes tiempo hasta el viernes 27/10/2017; no importa donde vivas lo enviamos a cualquier lugar de nuestro planeta.

sábado, 26 de marzo de 2011

PROGRAMA Nº43 25/03/2011

APERTURA

DE GIGANTES Y DE DIOSES

por Julio Guerrieri


Todos los pueblos de la Tierra tienen sus propias costumbres y tradiciones.

El origen del Cosmos fue tomado por cada uno como parte de si. En la zona de Escandinavia suponían que un gigante había creado el mundo. En Egipto, en Grecia, en Roma y en la antigua América, toda una pléyade de dioses se encargaban de separar las tinieblas de la luz, de crear el cielo y la tierra y construir humanos a su imagen y semejanza. Hoy en día sabemos que no es así. Tenemos instrumentos y máquinas que nos ayudan a desentrañar los antiguos misterios de la Naturaleza. Pero esto conlleva un gran esfuerzo tanto económico para los países como intelectual para los científicos.

En la actualidad conocemos el Cosmos en forma bastante general a gran escala. Hacia donde miremos con los telescopios vemos más ó menos lo mismo. Pero no siempre fue así.

Por primera vez en la historia de la Humanidad tenemos una estructura teórica que explica en forma lógica todo lo que existe, lo que existió y lo que existirá siempre y mientras transcurra el tiempo. Parece fantástico para nuestra especie poseer este panorama. Y hoy hablamos de este y de otros universos que pueden ser parecidos al actual ó totalmente diferentes. Pensamos que las cosas en esos universos pueden tener alto, ancho, profundidad y una ó varias dimensiones más que nuestro cerebro tridimensional de mamífero no puede comprender aún.

El desafío está hecho. Todo es cuestión de tiempo. Si la especie humana logra sobrevivir en los próximos siglos, tendremos la oportunidad maravillosa de experimentar muchos escenarios y quizá hasta de tratar de tomar contacto con algún universo paralelo propio hoy en día como los mejores cuentos de Isaac Asimov.

Bienvenidos al 43º programa de EL TERCER PLANETA,

y gracias por estar.



OBSERVAR EL CIELO A TRAVES DE LA RADIO

Buscamos la gota de sangre en la cruz del sur
Buenos cielos...



Espacio especial, en observar el cielo.

"Yo soy mi propio abuelo"

La consigna no es solo leerlo, hay que probar que es correcto....


Junto a un cadáver, se encontró una carta que estaba dirigida al juez y concebida en los siguientes términos:
No se culpe a nadie de mi muerte, me quito la vida porque, dos días más que hubiera vivido, habría perdido la razón tratando de averiguar lo que soy en este valle de lágrimas.
Verá usted señor juez: Tuve la debilidad de casarme con una señora viuda que tenía una hija casadera.
¡Ah! Nunca lo hubiera hecho. Mi padre, (que para mayor desgracia era viudo), se enamoró de mi hija política y se casó con ella. Por lo tanto, pasó a ser mi yerno y mi hija política mi madrastra, porque era la mujer de mi padre.
Algún tiempo después, mi mujer tuvo un hijo, que fue cuñado de mi padre, porque era hermano de su mujer... y al mismo tiempo, mi tío, porque era hermano de mi madrastra... y nieto de mi padre porque era hijo mío.
La mujer de mi padre (mi hija política) tuvo también un hijo que fue nieto mío, pero tambien mi hermano porque era hijo de mi padre, por ser hijo de mi hija... y mi mujer era mi abuela por ser la madre de la madre del hijo de mi padre.

Así pues, yo era marido y nieto de mi mujer.

Como resulta que el marido de la abuela de una persona es también abuelo de esa misma persona y como esa persona soy yo, resulta que yo soy mi abuelo.

Por lo cual horrorizado, he puesto fin a mis días.



HOY HABLAMOS DE:

¿Procede nuestro universo de un estado 1+1 ?

Por NeoFronteras

Proponen ciertas medidas experimentales para comprobar si es verdad que nuestro universo tienen menos de 3 dimensiones espaciales a alta energía o escala pequeña.


Según las cuerdas y similares el espacio podría tener 10 o 26 dimensiones y nosotros sólo veríamos 3 de ellas. A las cuerdas se añadió el ingrediente de las branas hace tiempo, sugiriéndose que nuestro universo ocuparía una de ellas de la multitud de branas posibles. Otros modelos, sin incluir cuerdas, proponen también esta idea de las dimensiones extras para explicar la debilidad de la fuerza gravitatoria (problema de la jerarquía) al permitir a los gravitones escapar de nuestro espacio tridimensional. No hace falta decir que todavía nadie ha podido aportar pruebas experimentales de la existencia de esas dimensiones extras, son predicciones de la teoría o ingredientes matemáticos necesarios para que ésta funcione.
Pero además de las teorías de cuerdas y sucedáneos, hay otras teorías más o menos especulativas que pretenden explicar la gravedad o la estructura del espacio-tiempo desde el punto de vista cuántico. Algunas de esas teorías o ideas proponen una especial estructura al espacio-tiempo que es justo al contrario de lo que hacen las cuerdas, pues reducen el número de dimensiones, al menos a pequeña escala.
Supongamos que el universo tiene realmente sólo 1 dimensión espacial y 1 temporal (1+1) a muy pequeña escala, pero que ésta dimensión se estructura a escala mayor (la que vemos) para producir el espacio tridimensional ordinario (3+1). Esta dimensión espacial única estaría “plegada” de tal modo que produciría las otras dos según se suceden transiciones al disminuir el nivel de energía.
Pero a alta energía o distancias pequeñas, algo que habría pasado al comienzo del Big Bang, esta estructura dimensional se pondría de manifiesto. El universo caliente a alta energía del comienzo del Big Bang sería 1+1, luego al enfriarse habría producido un universo 2+1 y más tarde uno 3+1 a través de 2 cambios de estado al pasar por sendos puntos de transición. Si esta idea es cierta, el universo podría sufrir otra transición de fase en el futuro según éste se enfría, se expande y decrece el nivel de energía del mismo. Entonces pasaríamos de un estado 3+1 a un estado 4+1 al cruzar el siguiente punto de transición.
Recientemente se ha propuesto que algunos efectos observados en eventos de rayos cósmicos, concretamente los observados en las montañas Pamir, se podrían explicar mediante esta idea de la baja dimensionalidad en la escala pequeña.
Pero lo que diferencia una teoría científica de la que no lo es científica es la capacidad de poder elaborar una predicción que sea comprobable experimentalmente. Jonas Mureika y Dejan Stojkovic proponen en un artículo publicado en Physical Review Letters un método independiente de detectar esa estructura espacial
Los teóricos que trabajan en esta idea (entre los que se cuenta el propio Stojkovic) no saben a que energía exacta o distancia se produciría la transición desde un universo 1+1 a un universo 2+1 y luego la de un universo 2+1 a uno 3+1. Se especula que quizás la primera transición se dé a unos 100 TeV y la segunda a 1 TeV.
Sin embargo se ha podido ver que ciertos rayos cósmicos con energías del orden de 1 TeV producen flujos de partículas que parecen estar alineados en un plano bidimensional. Esto significaría que por encima de cierto nivel de energía las partículas se propagarían en un plano en lugar de en tres dimensiones. Pero esta prueba experimental es demasiado débil, así que Mureika y Stojkovic proponen otras medidas que se podrían efectuar para comprobar esta idea.
Se podrían realizar experimentos con rayos cósmicos de alta energía (10 TeV) para intentar ver señales de la transición de 1+1 a 2+1. Además se podrían usar el LHC para poner a prueba la idea buscando esta misma transición, ya que la energía necesaria es o será alcanzable en dicho colisionador.
Otra manera de poner a prueba esta idea es el estudio de la propagación de ondas gravitatorias en el universo temprano. En esa época no existirían los suficientes grados de libertad como para propagar ondas gravitatorias en 2+1. Si finalmente contamos con buenos interferómetros se podrían observar las ondas gravitatorias primordiales y comprobar que no serían producidas más allá de cierta frecuencia. Habría pues una frecuencia máxima universal en la que las ondas gravitatorias se podrían propagar, algo que marcaría la transición dimensional. Estos investigadores esperan que en el futuro interferómetro LISA se pueda comprobar este punto.
La ventaja de esta reducción de dimensiones espaciales es que es posible elaborar una teoría cuántica de la gravedad en 1+1 o en 2+1 sin los problemas que aparecen en sus versiones en 3+1. otra ventaja es que la reducción espacio-temporal podría resolver el problema de la constante cosmológica, que parece estar finamente ajustada a la existencia de vida y a los datos observacionales, pero cuyo valor está a muchos órdenes de magnitud de diferencia por debajo de lo predicho por la teoría cuántica de campos para la energía del vacío. Esta diferencia de energía podría estar oculta en los pliegues de nuestro espacio 3+1.
Posiblemente esto sólo sea una teoría especulativa más, pero al menos produce ciertas predicciones comprobables experimentalmente.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=3434 [1]


EL LIBRO

"SUPERFUERZA" de Paul Davies, Biblioteca Científica Salvat, 258 págs.


Una obra sobre Cosmología del gran divulgador y escritor australiano Dr. Paul Davies. En ella el autor narra la evolución de las ideas que llevaron al hombre al concepto de Universo como un todo y analiza la existencia de una fuerza que se formó en el primer instante del Big Bang. Esta "Superfuerza" dio origen al tiempo, al espacio y a las dimensiones espaciales. Luego, en la evolución del Cosmos, esta Superfuerza se dividió paulatinamente en las cuatro fuerzas fundamentales de la Naturaleza que conocemos hoy.
Una obra indispensable para entender hoy el amplísimo panorama actual de la Cosmología moderna a la luz de los últimos descubrimientos tanto en el LHC como las interpretaciones novedosas de la radiación cósmica de fondo.
Excelente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario