sábado, 26 de mayo de 2012

PROGRAMA Nº92 25/05/2012

APERTURA


ETERNOS VIAJEROS



Por Julio A. Guerrieri

Si la humanidad evita su autodestrucción tendrá la gran oportunidad de colonizar la galaxia. Los momentos decisivos posiblemente sean los actuales, ya que para alcanzar un nivel tecnológico tan grande como para viajar entre las estrellas, seguramente habremos perdido las ganas de rivalizar entre las naciones por cuestiones banales a la vista de la vida. Si esto se logra, entonces la Vía Láctea estará ante nosotros. Hasta hoy sabemos que los viajes interestelares son demasiados largos para una vida humana, aún viajando a velocidades próximas a la de la luz. Un viaje de 160 años terrestres representaría para los viajeros, a bordo una nave desplazándose al 99.99 % de la velocidad de la luz, tan solo 2 años, 3 meses y cinco días. Es posible que existan otras formas de viaje. Si el modelo de los Agujeros de Gusano es correcto, se podrían utilizar para las grandes travesías al otro lado de la galaxia. Quizá haya una red natural de “carreteras de gusano” que podría ser utilizada por el hombre y otras civilizaciones en forma habitual. Podríamos imaginar una carretera de gusano atestada de tráfico interestelar con algún sistema de seguridad para evitar posibles colisiones entre las naves que las utilizaran. Estos grandes viajes serían de muy corta duración, de modo que una misma tripulación podría estar en un brazo externo de la galaxia y a las pocas horas navegar por entre las estrellas del núcleo galáctico. También es posible que estos canales se desplieguen por todo el cosmos. Así podríamos pensar en un fluido contacto no solamente entre las estrellas, sino también entre las galaxias. Cabe pensar en cuánta información se podría conseguir con este intercambio. Seguramente la hostilidad entre las civilizaciones sea minúscula y la cooperación podría ser la guía en la evolución y crecimiento de todos. Si el hiperespacio existe, podríamos imaginar su navegación en el futuro lejano de cinco mil ó diez mil años, y saltar las barreras dimensionales para pasar a otros Universos, siempre y cuando las leyes de la Naturaleza lo permitan. La sobrevivencia a la autodestrucción posiblemente sea la barrera más difícil de vencer para todas las civilizaciones que alcancen la tecnología.

Transcurrido tanto tiempo, quizá aluna vez una generación de humanos sea testigo de la incineración solar nuestro Pálido Punto Azul visto desde algún rincón de la galaxia.

Bienvenidos al 92º programa de EL TERCER PLANETA


Y gracias por estar.


OBSERVAR EL CIELO A TRAVES DE LA RADIO

Hoy en nuestra sección viajamos en el tiempo hasta la noche del 24 de mayo de 1810 para observar el cielo nocturno que fue testigo del comienzo de una nación.

Describimos las posiciones de los planetas presentes en ese momento, de las principales estrellas y constelaciones como así también de los acontecimientos sucedidos esa noche

Buenos cielos....


video



Relato sobre texto de: Pablo A. Chami
Informacion adicional:
El Historiador
Revisionistas




EL LIBRO


El libro: "VIAJES INTERESTELARES" de John MacVey, Editorial Diana, 252 págs.


Un libro que lleve en su portada semejante título debe forzosamente crear una gran expectativa en la mente del lector. Y tal es el caso de la obra de MacVey. El tema del viaje espacial se ha tratado en infinidad de películas pero en muy pocos documentales. Y si buscamos obras sobre el tema es posible que no hallemos ninguna. El autor analiza con soltura la posibilidad de distintas alternativas de viajes entre las estrellas tanto por el hombre como por supuestos seres inteligentes en otros mundos. Alternativas que van desde el tránsito por Agujeros Negros, (opoenáutica), a través de Agujeros de Gusano y viajes relativistas son analizados en un lenguaje adaptable a la formación de todo tipo de lector. MacVey es miembro de numerosos organismos internacionales de Astronomía y Astronáutica y con su obra viene a llenar un vacío existente en este tipo de temática. Muy bueno. JG

No hay comentarios:

Publicar un comentario