No te pierdas el sorteo del libro!!!!! dedicado al oyente de El Tercer Planeta por el autor; envía un correo-e a nuestra casilla y en el asunto indica 3 últimas cifras de tu DNI, nombre y la palabra sorteo, se realizara durante el próximo programa, tenes tiempo hasta el viernes 27/10/2017; no importa donde vivas lo enviamos a cualquier lugar de nuestro planeta.

sábado, 20 de abril de 2013

PROGRAMA Nº129 19/04/2013

APERTURA

LA ESPERANZA ALLÍ AFUERA



Por: Julio A. Guerrieri

Cuando era niño solía recostarme sobre el techo de mi vieja casa paterna para mirar las estrellas. No tenía miedo de estar solo en medio de la oscuridad. Es más, deseaba que se apagaran de repente todas las luces de la ciudad para poder ver las estrellas más débiles. Pensaba en la cantidad de planetas que podría haber dando vueltas en algunas de ellas. Pensaba en que si algún ser extraterrestre podría estar mirando en ese mismo momento mi estrella, entonces estaríamos conectados visualmente. Mi fantasía aumentaba noche tras noche. Una vez tomé una linterna que me habían regalado para mi cumpleaños y comencé a enviar señales luminosas a las estrellas que me parecían candidatas a tener “marcianos”. Algunas titilaban más que otras y yo me ilusionaba creyendo que contestaban a mi señal. La verdad es que nunca recibí una respuesta concreta.
Cuando crecí y comencé a estudiar, los libros de Astronomía decían que era imposible detectar planetas fuera del Sistema Solar debido principalmente a las enormes distancias que nos separaban de las estrellas. No había ni el telescopio lo suficientemente grande ni la tecnología capaz de alcanzar un descubrimiento de tal naturaleza. Fue una gran desilusión para mí. Solo nos quedaríamos con la Astrofísica y la Cosmología, pensaba. Pero el avance de la Ciencia es apasionante. De los gigantescos descubrimientos en la década de los setenta pasamos a los grandes desarrollos en los ochenta. La Tecnología electrónica fue la clave de todo esto. Los dispositivos CCD junto con todo lo que llegó después abrieron un universo de posibilidades en todos los ámbitos de la investigación científica. Y la Astronomía estaba allí esperando su turno. Aparecieron los telescopios de enorme apertura y se subió al Telescopio Espacial por encima de la atmósfera. Luego llegaron una pléyade de robots en órbita que actuaban en forma conjunta inclusive entre distintas agencias espaciales. Uno de ellos, llamado Kepler, ha encontrado miles de planetas en torno a lejanas estrellas en una muy pequeña región del cielo.
Parece increíble estar viviendo estos descubrimientos durante el desarrollo de nuestras vidas.
Ahora me vuelve la esperanza. Porque mi fantasía de niño esperando que alguien observe mi pequeña estrella, puede convertirse dentro de poco, en una realidad.

Bienvenidos al 129º programa de EL TERCER PLANETA


Y gracias por estar.



KEPLER DESUCBRE ZONA HABITABLE PARA PLANETAS MENORES


La misión Kepler de la NASA ha descubierto dos sistemas planetarios nuevos que incluyen tres planetas superterráqueos de tamaño en la "zona habitable," donde el rango de distancia a la estrella y la temperatura de la superficie del planeta que se mueve en su órbita podría contener agua líquido.
El sistema Kepler-62 tiene cinco planetas: 62b, 62c, 62d, 62e y 62f. El sistema Kepler-69 tiene dos planetas: 69b y 69c. Kepler-62e, 62f y 69c son los planetas dimensionados superterráqueos.
Dos de los planetas recién descubiertos orbitan alrededor de una estrella más pequeña y más fresca que el sol. Kepler-62f es un 40 por ciento mayor que la Tierra, haciéndole el exoplaneta más cercano para el tamaño de nuestro planeta conocido en la zona habitable, de otra estrella. Kepler-62f probablemente pueda tener una composición rocosa. Kepler-62e se mueve en órbita en el borde interior de la zona habitable y es apenas 60 por ciento mayor que la Tierra.
El tercer planeta, Kepler-69c, es 70 por ciento mayor que el tamaño de la Tierra, y orbita en la zona habitable de una estrella parecida a nuestro sol. Los astrónomos están inseguros acerca de la composición de Kepler-69c, pero su órbita de 242 días alrededor de una estrella como solar se parece mucho al de nuestra vecina Venus.

 Los científicos no saben si la vida pudo existir en los planetas recién hallados, pero su descubrimiento dá señales de otro paso más cercano para encontrar a un mundo parecido a la Tierra alrededor de otra estrella como nuestro sol.
"La nave espacial Kepler ciertamente ha resultado ser una estrella para la ciencia," dijo John Grunsfeld, administrador subsidiario del Science Mission Directorate en NASA Headquarters en Washington. " El descubrimiento de estos planetas rocosos en la zona habitable nos trae un poco más cercana la posibilidad para encontrar un lugar como casa. Es sólo una cuestión de tiempo antes de que sepamos si la galaxia es doméstica para  una multitud de planetas como la Tierra, o si somos una rareza ".
El telescopio espacial Kepler, que simultáneamente y continuamente mide el brillo de más que 150,000 estrellas, es la primera misión de NASA capaz de detectar planetas de tamaño de Tierra alrededor de estrellas como nuestro sol.
Orbitando alrededor de su estrella cada 122 días, Kepler-62e fue el primero de esta zona habitable que identificaron. Kepler-62f, con un período orbital de 267 días, fue más tarde encontrado por Eric Agol, profesor asociado de astronomía en el University de Washington y coautor de un escrito en los descubrimientos publicados en la publicación Science.
El tamaño de Kepler-62f es ahora medido, pero su masa y su composición no lo son. Sin embargo, basados en los estudios previos de exoplanetas rocosos similares en el tamaño, los científicos pueden estimar su masa por asociación.
"La detección y la confirmación de planetas es un esfuerzo enorme de colaboración, de talento y de recursos, y requiere gente experta de la comunidad científica para producir estos resultados tremendos," dijo William Borucki, investigador jefe de ciencia de Kepler en el Centro De Investigación Ames de la NASA en Moffett Field, Calif., y autor del escrito del sistema Kepler-62 en Science. "Kepler ha traído una resurgencia de descubrimientos astronómicos y nosotros hacemos un progreso excelente para determinar si los planetas como los nuestros son la excepción o la regla".
Los dos mundos habitables de la zona orbitando alrededor de Kepler-62 tienen a tres compañeros en órbitas más cercano para su estrella, dos mayores que el tamaño de Tierra y uno acerca del tamaño de marzos. Kepler-62b, Kepler-62c y Kepler-62d se mueven en órbita cada cinco, 12 y 18 días, respectivamente, haciéndolos muy calientes y poco amistosos para la vida como lo sabemos.
Los cinco planetas del sistema Kepler-62 orbitan alrededor de una estrella clasificada como un enano K2, midiendo simplemente dos baratijas el tamaño del sol y sólo de un quinta parte tan brillante. Con siete mil millones de años de edad, la estrella es algo más vieja que el sol. Está a unos 1,200 años luz de la Tierra en la constelación Lyra.
Cuando un candidato planetario transita, o pasa delante de la estrella de posición ventajosa de la nave espacial, un porcentaje de la luz de la estrella sea bloqueado. El flujo resultante en el brillo de la luz de las estrellas revela el tamaño del planeta que transita relativo a su estrella. Usando el método de tránsito, Kepler ha detectado a 2,740 candidatos. Usando técnicas diversas de análisis, telescopios y otros instrumentos, 122 planetas han sido confirmados.
A primera hora de la misión, el telescopio Kepler primordialmente encontró planetas gigantes gaseosos en órbitas muy juntas de sus estrellas. Conocido como "Júpiteres picantes," estos son más fáciles para detectar debido a su tamaño y sus períodos orbitales cortísimos. La tierra tomaría tres años para lograr los tres tránsitos precisados para ser aceptados como un candidato planetario.
El Centro Ames de la NASA es el responsable de la misión y análisis de datos científicos.

Para más información acerca de la misión Kepler, la visita: Http://www.nasa.gov/kepler.
JPL es una división del Instituto de California de Technology en Pasadena.
Whitney Clavin TE 818-354-4673
Jet Propulsion Laboratory, Pasadena, California, USA
whitney.clavin@jpl.nasa.gov
Michele Johnson TE 650-604-4789
Ames Research Center, Moffett Field, California, USA
michele.johnson@nasa.gov
J.D. Harrington TE 202-358-5241
NASA Headquarters, Washington, USA
j.d.harrington@nasa.gov
Fuente: Jet Propulsion Laboratory
Traducción: Traslate Google


Descifran un mecanismo clave del Alzheimer


Las causas de la enfermedad de Alzheimer, que según la Organización Mundial de la Salud afecta a cerca de 24 millones de personas, continúan siendo un enigma. Sin embargo, un novedoso trabajo de investigadores argentinos dilucida un mecanismo clave y abre las puertas para el diseño de estrategias tanto de prevención como de tratamiento.

La proteína beta-amiloide daña a las neuronas de manera temprana en la enfermedad al acumularse en las mitocondrias, que son las usinas o fábricas de energía que usa la célula para vivir y funcionar. Ahora, los científicos descubrieron una enzima clave “que defiende a las mitocondrias del ataque de esas proteínas”, señaló a la Agencia CyTA la doctora Laura Morelli, investigadora del CONICET en el Laboratorio de Amiloidosis y Neurodegeneración del Instituto Leloir (FIL) que dirige el doctor Eduardo Castaño (Seguir leyendo)


OBSERVAR EL CIELO A TRAVES DE LA RADIO


La ciencia en la Argentina a tenido en los últimos años un fuerte impulso económico que produjo el desarrollo de varios proyectos con países de la región e instituciones del resto de mundo, en el caso de la astronomía ha visto la luz la instalación de un radiotelescopio en la provincia de Salta, el observatorio de rayos cósmicos en Malargue provincia de Mendoza, la reciente instalación de antenas para seguimiento de misiones espaciales en esta misma ciudad y nuevamente en Salta o quizás en la provincia de San Juan un observatorio de rayos gama.

Por todas estas razones en nuestra sección Observar el cielo a través de la Radio hemos decidido hoy comentar este boletín de Instituto Argentino de Radioastronomía al cual invitamos a suscribirse atento a la excelente información de divulgación.



Boletín Radio@stronómico

El Boletín Radio@stronómico es una publicación trimestral, donde se incluyen noticias relacionadas con la Astronomía y más específicamente la Radioastronomía. Es un vehículo de comunicación que nos permite dar a conocer las novedades y actividades desarrolladas en el Instituto.
A partir del número 11 el Boletín cuenta con su número de ISSN. El International Standard Serial Number (ISSN) es un número internacional normalizado que se asigna a las publicaciones periódicas, o sea a todas aquellas publicaciones que aparecen a intervalos regulares o irregulares de tiempo, y a las que comunmente se las conoce como revistas. Este número identifica a la publicación en forma única y se tramita a través del Centro Argentino de Información Científica y Tecnológica (Caicyt).
Es importante para nosotros seguir trabajando para hacerles llegar nuestro Boletín. Desde ya estamos agradecidos y los instamos a comunicarse con nosotros para plantearnos cualquier consulta o sugerencia.


Definición del lugar de emplazamiento de LLAMA

El día viernes 22 de Febrero se realizó en el IAR una reunión con el objeto de analizar el informe presentado por la empresa GEOAM SRL, de la ciudad de Salta. Dicha empresa tiene a su cargo realizar el estudio altiplanimétrico de la cima del cerro seleccionado para instalar la antena del Proyecto LLAMA, en la zona de Alto Chorrillos.(Seguir leyendo)





Sistema de monitoreo de espejos para CTA

En el marco del proyecto CTA (Cherenkov Telescope Array), en el IAR se está llevando a cabo la construcción de un sistema de monitoreo de espejos que será instalado en uno de los sitios candidatos en Argentina.
CTA estará compuesto por dos observatorios de rayos gamma, uno en el hemisferio Sur y el otro en el hemisferio Norte. Argentina ha propuesto dos sitios para el emplazamiento del Observatorio Sur: uno en la provincia de Salta, en las cercanías de San Antonio de los Cobres (3600 m s.n.m.) y el otro en la provincia de San Juan, en el Parque Nacional El Leoncito, cerca de CASLEO (2500 m s.n.m.). En cada uno de estos sitios existen instrumentos que monitorean la calidad de la atmósfera y las condiciones climáticas en general. Estas variables son importantes, no solo para determinar la calidad de las observaciones a realizar sino también para el diseño de los distintos componentes (mecánicos, electrónicos, ópticos).(Seguir leyendo)


EL TEMA

Los astrónomos anticipan 100 billones de planetas como la tierra
 
Investigadores de la Universidad de Auckland han propuesto un nuevo método para encontrar planetas como la tierra y anticipan que el número será del orden de 100 billones.La estrategia utiliza una técnica llamada microlensing gravitacional, utilizado actualmente por una colaboración de Japón-Nueva Zelanda llamada MOA (Microlensing observaciones en Astrofísica) en Mt John Observatory Nueva Zelanda. Su trabajo se publicará en la revista de prensa de la Universidad de Oxford Avisos mensuales de la Royal Astronomical Society.El autor principal Dr. Phil Yock del Departamento de física de la Universidad de Auckland explica que la obra requerirá una combinación de datos de microlensing y el telescopio espacial Kepler de la NASA."Kepler encuentra planetas del tamaño de la tierra que están muy cerca de estrellas del padre, y estima que hay 17 billones de estos planetas en la vía láctea. Estos planetas son generalmente más calientes que la tierra, aunque algunos podrían ser de una temperatura similar (y por lo tanto habitable) si están orbitando una estrella fresca llamada a un enano rojo".(Seguir leyendo)


  EL LIBRO

" UN PÁLIDO PUNTO AZUL" de Carl Sagan, Editorial Planeta, 432 págs.


Existe un dicho aplicado al séptimo arte que dice que nunca segundas partes fueron buenas. Afortunadamente no es el caso para la obra de Sagan. Como argumento indispensable para la comprensión de la salida del mamífero humano de su planeta de origen, UN PÁLIDO PUNTO AZUL, es un complemento del ochentoso COSMOS. Con una narración histórica rica en imágenes y sin desperdicio en el planteo de cuestiones morales, Sagan se pregunta si vale la pena ó no viajar a Marte, porque con ese dinero se podrían salvar las vidas de millones de personas que sufren aquí en la Tierra ...
A través de estas páginas encontramos la vida del hombre frente a un conflicto existencial: salir ó quedarse en la Tierra para siempre. UN PÁLIDO PUNTO AZUL muestra la posible vida del Homo Sapiens fuera de la Tierra. En el Sistema Solar primero y la gran frontera estelar después. Somos exploradores dice Sagan. Y el instinto explorador se encuentra en nuestros genes. Tenemos una necesidad innata de movernos, de viajar, de explorar. La mayor parte de nuestra existencia hemos sido nómades. Y parecería que nada nos anclará en el futuro a este tercer planeta. UN PÁLIDO PUNTO AZUL no es solo la imagen de nuestro planeta tomada por el Voyager desde millones de kilómetros: es la visión del futuro humano en el espacio. Excelente. JG.

No hay comentarios:

Publicar un comentario