No te pierdas el sorteo del libro!!!!! dedicado al oyente de El Tercer Planeta por el autor; envía un correo-e a nuestra casilla y en el asunto indica 3 últimas cifras de tu DNI, nombre y la palabra sorteo, se realizara durante el próximo programa, tenes tiempo hasta el viernes 27/10/2017; no importa donde vivas lo enviamos a cualquier lugar de nuestro planeta.

domingo, 26 de septiembre de 2010

PROGRAMA Nº 28 25/09/10

APERTURA

EL DESAFÍO ES NUESTRO

por Julio Guerrieri

Vivimos una época muy interesante. Desde la invención de la escritura han transcurrido unos 5000 años. Parece tiempo suficiente para entender las cosas. Sobre todo en el área de la Ciencia. El Hombre a permanecido más ó menos estable en su evolución intelectual por siglos. Unos pocos relámpagos del intelecto afloraron por decenios en Jonia y Alejandría en occidente que alcanzaron para hablar de ellos varios siglos más tarde. Pero el resto todo fue barbarie durante mil años. Hasta que en el SXV apareció en Europa un renacer de las artes, la Ciencia y la humanística. Tres siglos después aparece la Era Industrial conjuntamente con una explosión demográfica que consume recursos naturales incesantemente hasta el día de hoy.

En el campo astronómico la edad de las grandes observaciones comenzó con la industrialización, pero ya había nacido instrumentalmente con Galileo. La era de los descubrimientos tuvo su origen en 1800 cuando casi a diario aparecían un asteroide tras otro. A principios del SXX la fotografía plasmó las imágenes del Cosmos y en la segunda mitad, con el nacimiento de la Astronáutica, se pusieron los satélites en órbita y llegamos a la Luna. También se enviaron muchas sondas a todos los planetas del Sistema Solar, las que nos dieron una visión completamente nueva de nuestro lugar en el Universo. Mientras tanto, el desarrollo de otras ramas científicas como la Física, la Química y la Biología hacían sus aportes en busca de modelos de vida fuera de la Tierra y de comunicación con posibles civilizaciones extraterrestres. Ya hablamos de teorías que globalizan todo el conocimiento humano, é intentamos construir modelos que abarcan todas las ramas de la Ciencia demostrando la unificación del Cosmos.

Es una época interesante y es la época que yo hubiera elegido para vivir porque tiene, como la espada de Damocles, los desafíos pendientes sobre el futuro de la raza humana: extinguirnos como especie sin lugar para comenzar de nuevo, dejando a otro animal que ocupe nuestro lugar, ó ir a colonizar las estrellas que es el destino final del Homo Sapiens, porque somos “polvo de estrellas”.

Bienvenidos al 28º programa de “EL TERCER PLANETA” Primer programa de Astronomía y divulgación científica de la Radiofonía Argentina. Y gracias por estar.


LA PELICULA

Un alegato de paz ante el mayor peligro en toda la historia de la especie Humana: LA GUERRA TERMONUCLEAR. En los últimos meses de la Guerra Fría, la URSS decide invadir parte de Europa, crece el conflicto internacional y USA lanza sus ICBM contra Rusia. La respuesta en inmediata: EL HOLOCAUSTO NUCLEAR pone punto final a todo. En Lawrence, un pueblito de Kansas, una familia típica trata de sobrevivir como puede. Escalofriante fotografía, escenas de mucho dolor es lo que nos muestra Meyer en un intento para mostrar al público la locura de las naciones armamentistas. Para que las generaciones jóvenes sepan sobre el peligro nuclear y traten de evitarlo en el futuro.


RELATOS CON VALOR AGREGADO:
"El Juego de las Tres Puertas"
Por Fernando del Alamo
Adpatacion: Sergio O Rubinetti

Let’s make a deal’ o también conocido como ‘El juego de las tres puertas’
Fue un programa televisivo que estuvo al aire desde 1963 a 1990 en los EE.UU
Al concursante le presentaban tres puertas. Tras una de ellas había un coche. El concursante escogía una (digamos, la 1). Entonces, el presentador le mostraba otra puerta tras la cual no estaba el coche (digamos, la 2). Entonces le decían: ¿quiere Ud. cambiar de puerta? O sea, podía seleccionar la 1, que es la que había escogido al principio, o la 3. ¿Debía el concursante cambiar o no?
Este planteo es conocido como Problema de Monty Hall cuyo nombre no es otro que el del presentador del programa televisivo.
Está claro que, si no cambiamos, la probabilidad de que acertemos la puerta correcta es 1/3. El hecho de que nos enseñen una puerta donde no está no hace que dichas probabilidades cambien. La cuestión es que una vez que nos han enseñado esa puerta vacía, si cambiamos, el problema es otro, pues escogemos con una información que no teníamos al principio: ¿cuál sería su elección entre tres puertas si sabemos que el coche no está en la 2, por ejemplo?
Hubo muchos que dijeron que había que cambiar porque al inicio, la probabilidad de acierto era 1 entre 3; pero después, como sólo quedaban dos puertas, en el caso de cambiar, la probabilidad de acertar era 1 entre 2, o sea, un 50% de posibilidades en lugar del 33%. Por ello, el cambio era recomendable.
Por lo menos, parecía ser así hasta que entró en escena una mujer llamada Marilyn vos Savant . Es la mujer que tiene el Coeficiente Intelectual (CI) más alto del mundo, con una puntuación de 228. Consta, incluso, en el libro Guinness de los Récords desde el año 1986. También es famosa por estar casada con Robert Jarvik, inventor del corazón artificial Jarvik. Pero la fama al gran público llegó por otro lado.
Tenía una columna en la revista Parade llamada “Ask Marilyn” y le plantearon esta cuestión. La amiga Marilyn contestó que, efectivamente, debía cambiar pero nuestra probabilidad de acierto no sería del 50%, sino del 66%, o sea, de 2/3.
Bueno los lectores de su columna casi se volvieron locos. Recibió unas 10.000 cartas en las que le corregían o se sentían defraudados por fallar en una pregunta tan sencilla. Entre las cartas había unos 1.000 matemáticos (muchos de ellos, doctores). Era tan evidente: había dos puertas, ¿no? pues una posibilidad entre dos era un 50%. ¿Qué podía haber más sencillo? Uno de ellos, un matemático, escribió:
Deja que me explique: si se enseña una puerta perdedora, esa información cambia la probabilidad de cualquier elección mantenida, ninguna de las cuales tiene ninguna razón para ser más probable a 1/2. Como matemático profesional, estoy muy preocupado por la falta de habilidad matemática del público general. Por favor, ayuda confesando tu error y, en el futuro, sé más prudente.

Otros matemáticos de otras universidades también escribieron:

Estoy conmocionado después de haber sido corregido por al menos tres matemáticos, tú todavía no ves tu error.
¿Cuántos matemáticos furiosos se necesitan para cambiar tu opinión?
Si todos esos doctores están equivocados, el país se encontraría en serios problemas.

Incluso el grandísimo Paul Erdös (matematico Hungaro 1913-1996) dijo: “Esto es imposible”.
Solo cuando se hicieron simulaciones por ordenador y se vio el resultado, Erdös aceptó que estaba equivocado. Pero un momento, ¿cómo era posible que todo el mundo, salvo Marilyn, dijera el 50% y las simulaciones dieran un 66%? ¿Acaso tenía razón Marilyn? ¿Estaba entonces el país en serios problemas como advertía aquel matemático?
En realidad, el problema ya había sido resuelto por Martin Gardner (matematico usa falleció el 05/2010) en 1959.
Vamos a intentar explicar por qué Marilyn tenía razón y aquel montón de gente se equivocaba. Normalmente, cuando alguien intenta resolverlo, lo hace calculando la probabilidad de acierto. Nosotros vamos a hacer lo contrario: vamos a imaginar que sabemos dónde está el coche.
Supongamos que el coche está en la puerta 1 y consideremos las tres posibilidades: que escojamos la puerta 1, la 2 o la 3 y que siempre cambiaremos la puerta después de que nos enseñen la que no lo tiene.

1.- Escogemos la puerta 1.

En ese caso, el presentador nos enseña la puerta 2 o la 3, cualquiera de ellas, ya que el coche no está allí. Nosotros cambiamos y perdemos. Resumiendo: si seleccionamos la 1 y cambiamos, perdemos.

2.- Escogemos la puerta 2.

En ese caso, el presentador no puede enseñarnos la puerta 1, ya que destrás está el coche; y no puede mostrarnos la puerta 2, pues la hemos escogido. Por tanto, debe enseñarnos la puerta 3 , puesto que allí no está el coche.
Nosotros cambiamos a la que queda, o sea, la 1 y ganamos. Resumiendo: si seleccionamos la 2 y cambiamos, ganamos.

3.- Escogemos la puerta 3.

Ahora, el presentador sigue sin poder enseñarnos la puerta 1, y la 3 tampoco, puesto que es la que hemos seleccionado. Sólo puede mostrarnos la 2, pues el coche no está allí. Nosotros cambiamos a la 1 y ganamos. Resumiendo: si seleccionamos la 3 y cambiamos, ganamos.

Resumiendo partiendo de la premisa de que hacemos el cambio de puerta:

Si al principio seleccionamos la 1 y cambiamos, perdemos.

Si al principio seleccionamos la 2 y cambiamos, ganamos.

Si al principio seleccionamos la 3 y cambiamos, ganamos.

Este razonamiento lo podría repetir tanto si el coche está tras la puerta 2 o la puerta 3, pues la posición de la que partimos donde está el coche es indiferente.

Por tanto, ¿no es, acaso, una probabilidad de 2 entre 3 de ganar? Parece que, después de todo, la señora Marilyn tenía razón, ¿no?

En ciencia, no cuenta el número de personas que estén a favor o en contra de una argumentación. Y tampoco ganan quienes más gritan o quienes son más elocuentes. Ya lo dijo Galileo Galilei:

Si razonar fuera igual que cargar, estaría de acuerdo en que varias personas razonando valdrían más que una, al igual que varios caballos pueden tirar de más sacos de grano que uno solo. Pero razonar es como correr, no como cargar, y un único pura sangre puede correr más que cien percherones.

OBSERVAR EL CIELO A TRAVES DE LA RADIO

No se pierda este evento el 29/09/10 a partir de las 19:25 Hs

SATELITE IRIDIUM 54 19:32 HS



SATELITE IRIDIUM 56 19:38 HS


<

EL LIBRO


"EL COLAPSO DEL UNIVERSO" La historia de los Agujeros Negros, Isaac Asimov. Ed Diana, 211 Págs.

El multiprolífico autor ruso-norteamericano nos entrega un amplio panorama de unos de los temas más candentes en la Astrofísica actual: los Agujeros Negros. El autor explica qué es la gravedad, cómo se forman las estrellas y los pulsares y la visión que tuvo Albert Einstein sobre estos enigmáticos objetos. Con un lenguaje sencillo, pero lleno de imágenes y ejemplos, Asimov nos lleva de la mano al descubrimiento, la observación, la deducción y las propiedades de estos sorprendentes cuerpos celestes, sin olvidar a los científicos que a lo largo de la historia trabajaron para llegar a los modelos actuales. Para tener en un lugar destacado de la biblioteca. Una obra excelente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario