No te pierdas el sorteo del libro!!!!! dedicado al oyente de El Tercer Planeta por el autor; envía un correo-e a nuestra casilla y en el asunto indica 3 últimas cifras de tu DNI, nombre y la palabra sorteo, se realizara durante el próximo programa, tenes tiempo hasta el viernes 27/10/2017; no importa donde vivas lo enviamos a cualquier lugar de nuestro planeta.

viernes, 22 de mayo de 2015

PROGRAMA Nº216 22/05/2015

APERTURA


¿UN MILAGRO?

Por: Julio A. Guerrieri

 ¿Existen los milagros? En el año 1971 se produjo por primera vez en la historia una conferencia internacional de características muy especiales en  la ciudad de Byurakan en la República Soviética de Armenia en aquellos tiempos. El motivo del encuentro era algo que todo escritor de ciencia ficción y productor cinematográfico hubieran soñado: la comunicación con seres extraterrestres inteligentes. La reunión estaba conformada por dos equipos de brillantes científicos de la Unión Soviética y de los Estados Unidos. Los rusos estaban presididos por el gran académico Víctor Ambartsumián, uno de los padres de la Astronomía rusa, y los estadounidenses por Carl Sagan. Además fueron invitados científicos europeos algunos de ellos premios Nobel.
Parecía increíble que personas provenientes de países enemistados entre si en plena Guerra Fría se reunieran en pos de un objetivo común que podría cambiar el destino de la Humanidad. Ocurre que para la Ciencia, no existen barreras políticas, ni ideológicas, ni económicas, ni tampoco religiosas. Durante los días que duró la reunión se analizó como eje de estudio todos y cada uno de los factores de la Ecuación de Drake. Esta ecuación trata de establecer el número de civilizaciones extraterrestres en nuestra galaxia. Este gran estudio incorporó a miembros de todas las ramas de la Ciencia desde químicos y biólogos, pasando por antropólogos é ingenieros en informática, hasta lingüistas y psicólogos. Los debates entre estos hombres fueron épicos, estremecedores y asombrosos. Pero lo importante fue el objetivo de la reunión. A partir de allí se sentaron las bases del Proyecto SETI para concluir en el futuro de hallar un contacto, con el Proyecto CETI, que es la comunicación con otras civilizaciones fuera de la Tierra.
Mientras el mundo se debatía sobre el filo de una posible Guerra Termonuclear entre dos naciones que acabaría con la especie humana, un puñado de hombres de esos mismos países se aventuraba a soñar con un futuro humano en contacto con otros seres de la galaxia.

No sabemos si los milagros existen, pero esta reunión histórica de principios de los años setenta, es lo más parecido que podemos encontrar.

Bienvenidos al 216º programa de EL TERCER PLANETA.

Y gracias por estar.


TITULARES

  

Referencias:


EM = Es Materia – NCYT = Noticia de la Ciencia y la Tecnología – BBCM = BBC Mundo – NEO = Neofronteras – CO = Conicet – CAD = Ciencia al Dia – ETN = Eso Top News – OBS = Observatorio – CX  = Ciencia Xataka – CN = Cosmos Noticias - MNP = Martín Navarro París (Corresponsalia de El Tercer Planeta) - RTSM= RT Sepa Mas.



Algunos científicos lo llaman el efecto risitas. Es la reacción, inevitable para mucha gente, que se produce cuando alguien comienza a hablar de extraterrestres. Una media sonrisa, una risita apagada que inmediatamente anula el efecto de lo que se quiera decir. Los expertos en buscar vida en otros planetas están acostumbrados. Cuando le preguntan a Seth Shostak en una fiesta a qué se dedica, ¿qué dice? “Digo que arreglo coches”, bromea. Es más fácil eso que explicar que es el director del Instituto para la Búsqueda de Vida Inteligente Extraterrestre (SETI, en sus siglas en inglés).
El SETI es probablemente el lugar del mundo donde más en serio se toma esta cuestión. Situado en un edificio de oficinas en Mountain View, California, en el corazón de Silicon Valley, se trata de un centro privado que heredó lo que una vez fue un programa oficial de la NASA: escuchar el espacio en busca de una señal de radio de otra civilización. Su director será una de las dos o tres primeras personas en el mundo que se enterarán el día en que nos contacten los extraterrestres, algo que en este lugar no es una especulación, es una certeza.(Seguir Leyendo)




Una de las teorías clave sobre el pasado de nuestra especie, la que atribuye la primera cultura de la piedra a la evolución del género Homo, necesita una revisión a fondo. Unos 150 artefactos de piedra recién descubiertos en Kenia han sido datados en 3,3 millones de años atrás, unos 700.000 años antes de la aparición de nuestro género. Como las herramientas no han aparecido junto a restos fósiles, la identidad de su autor se desconoce, pero el único homínido que andaba por allí en la época era el horrísono Kenyanthropus platyops, una enigmática mezcla con rasgos de australopiteco y humano moderno.El cuadro de la evolución humana es bastante simple a grandes rasgos: nuestro linaje y el de los chimpancés se separaron hace seis millones de años; luego se suceden, coexisten y se extinguen varias especies de australopitecos; y finalmente, hace unos 2,5 millones de años, aparecen los nuestros, el género Homo, con un cráneo más grande y unos fósiles asociados a las primeras herramientas de piedra tallada. O eso se creía. (Seguir Leyendo)


Conjunción y van.......







Los Luritja, una comunidad indígena de los remotos desiertos de Australia central, solían contar la historia de una bola de fuego demoníaca que había caído en la Tierra, proveniente del Sol, y que había matado todo lo que estaba a su alrededor. Los locales temían que si se acercaban a esa zona, podían involuntariamente darle nueva vida a esta criatura. La leyenda describe el aterrizaje de un meteoro en el desierto central de Australia hace 4.700 años, dice Duane Hamacher, astrofísico de la Universidad de Nueva Gales del Sur (UNSW, por sus siglas en inglés).
El meteoro cruzando el cielo debió haber sido un evento dramático.Cuando se desintegró, grandes fragmentos de roca rica en metales habrían caído sobre la Tierra con una fuerza explosiva, creando decenas de cráteres gigantescos. El sitio en el Territorio del Norte de Australia, fue descubierto en los años 30 por buscadores de oro con ayuda de guías luritja y lleva hoy día el nombre de Reserva Henbury para la Conservación de Meteoritos. (Seguir Leyendo)


"CETI: COMUNICACIÓN CON INTELIGENCIAS EXTRATERRESTRES" de Carl Sagan, Editorial Sudamericana Planeta, 376 págs.

La obra del incansable Astrónomo norteamericano y quizá el mayor divulgador científico del siglo XX, nos muestra por dentro lo que fue la celebérrima conferencia de Biurakan en la entonces Armenia soviética de 1972 donde se 
reunieron los más grandes científicos del mundo por aquel entonces para debatir sin tapujos cómo podría hacer la Humanidad para contactarse con civilizaciones extraterrestres. Para ello, el equipo de los Estados Unidos liderados por el propio Sagan, agrupó a un selecta pléyade de científicos galardonados, muchos de ellos con el premio Nobel, para debatir en forma interdisciplinaria y a través de todas las ramas de la ciencia, la posible comunicación extraterrestre inteligente. La hipótesis de trabajo del encuentro fue tomada de la Ecuación de Frank Drake para calcular el número de civilizaciones inteligentes en la Vía Láctea. Una obra increíble é imperdible. Magno. JG

No hay comentarios:

Publicar un comentario