sábado, 13 de noviembre de 2010

PROGRAMA Nº 35 13/11/10

APERTURA

ESTRELLAS VIAJERAS
Por Julio Guerrieri

En una noche clara podemos ver las estrellas. Esos puntos de luz que ahora sabemos que son soles como el nuestro pero que están a mucha mayor distancia. Permanecen fijos en el cielo a lo largo de muchas generaciones y las figuras que forman no se alteran en varios siglos. En este sentido los cielos parecen imperturbables por el hombre. Sólo los planetas nos recuerdan que hay cuerpos cuyos movimientos se rigen por otras reglas; algunos se mueven en el sentido de las estrellas, pero también lo hacen en sentido inverso; otros en cambio aparecen solamente por las mañanas antes de la salida del Sol ó por la tarde poco después de la puesta. De todos modos, los planetas circulan a lo largo del año en una estrecha carretera en el cielo que llamamos zodíaco que abarca 8 grados al norte y 8 grados al sur de la línea de la Eclíptica que es el camino por donde transita el Sol por el cielo y el plano de la órbita terrestre. Todo este regular y ancestral y panorama cambió para siempre desde la mañana del 4 de octubre de 1957. Ése día la entonces Unión Soviética puso en órbita terrestre al primer satélite artificial de la historia: el Sputnik 1. A partir de ese momento tanto Rusia como los EE.UU comenzaron una auténtica carrera espacial para competir qué nación, (aunque en realidad qué sistema político), ponía más satélites en órbita. Así aparecieron los primeros satélites de comunicaciones, los meteorológicos, los fotográficos, los científicos y por supuesto, los militares. Los satélites artificiales se pueden ver muy bien desde la superficie de la Tierra. En la actualidad existen varios miles de objetos artificiales, la mayoría en desuso. Un satélite artificial no lleva luz propia. Pero se lo puede observar muy bien cuando son enfocados y reflejan la luz del Sol. Allí aparecen en el cielo nocturno como puntos de luz que viajan en cualquier dirección respecto de las estrellas. A veces se observan más de uno a la vez y parecen acercarse, luego se cruzan y se alejan perdiéndose en la noche, (en realidad entran en el cono de sombra de la Tierra y por ello desaparecen). Los satélites se asemejan a estrellas viajeras; aparecen de la nada y desaparecen de la misma manera, pero son la firma palpable de la presencia humana en los cielos del viejo planeta azul. Bienvenidos al 35º programa de EL TERCER PLANETA y gracias por estar.

EXPERIMENTOS EN LA RADIO: Estática de apilamiento.

PREGUNTA: ¿podremos apilar uno encima del otro ladrillos en una misma dirección, en una cantidad tal, que la longitud del último de arriba sobresalga totalmente de la longitud del ladrillo base?

video


Experimento del libro: ROMPECABEZAS Y PARADOJAS CIENTÍFICOS de Christopher Jargocki


















RELATOS CON VALOR AGREGADO:

"Los seres humanos que mas años han vivido"
Texto original " Noticias de la ciencia y la tecnologia"
Adaptacion : Sergio O Rubinetti

¿Cuántos años pueden vivir los humanos? Es una pregunta muy frecuente, que todos hemos hecho alguna vez. Sin embargo, los científicos coinciden en que las respuestas comunes que hasta no hace mucho se daban a esa pregunta se han vuelto obsoletas. En la actualidad no se puede establecer un límite claro de longevidad. Datos científicos muestran que todos los años se rompen los récords. Actualmente, no sólo existe un número notablemente creciente de centenarios, sino también hombres y mujeres que viven más allá de los 110 años, los súper centenarios. Investigar la vida humana por encima de los 100 años de edad siempre ha sido difícil para los demógrafos. La ciencia se ha topado con muchos mitos. La mayoría de los casos de personas que parecen ser las de más edad del mundo son prometedores a primera vista, pero luego no se pueden verificar debidamente. Las inscripciones en el Libro Guinness de los Récords Mundiales tampoco son lo bastante fiables; su validación con frecuencia está basada tan sólo en documentos proporcionados por los familiares de quienes alcanzaron una edad avanzada y no están confirmadas de manera independiente por los científicos. Ahora, en un ambicioso proyecto internacional, investigadores en 15 naciones han culminado un trabajo realizado durante los últimos diez años, y que consistió en buscar dentro de sus países a personas que alcanzaron la edad de 110 años o más. En total, encontraron a más de 600 súper centenarios (en Estados Unidos, Canadá, Japón, Australia, Francia, Italia, España, Alemania, Suiza, Bélgica, el Reino Unido y los países nórdicos). De los 600 encontrados, cerca de 20 vivieron más de 115 años. Este equipo internacional de investigación ha reunido por primera vez una base de datos de las personas más viejas del mundo, esas que vivieron más allá de su cumpleaños número 110. Los nuevos datos se han usado para crear la Base de Datos Internacional sobre Longevidad "La IDL es el primer registro internacional fiable de datos verificados científicamente sobre súper centenarios", subraya Heiner Maier del Instituto Max Planck para la Investigación Demográfica en Rostock, Alemania. "Éste es el mejor registro existente de la mortalidad por encima de los 110 años de edad". Durante la búsqueda de estos súper centenarios y el intento de encontrar documentación precisa y fiable sobre su edad, los investigadores no sólo recopilaron datos para propósitos científicos, sino que también documentaron las historias y sabiduría personales de esas personas que vivieron más de un siglo. Ahora han publicado sus descubrimientos y las historias de muchos de sus sujetos de estudio en el libro "Supercentenarians", el cual fue coordinado por el mencionado Instituto. Encontrar los súper centenarios fue una tarea inusual para los demógrafos, ya que no podían confiar en los métodos estadísticos estándar. En cada país, los científicos diseñaron su propia estrategia para identificar candidatos probables a súper centenarios, y luego comprobaron de manera fehaciente sus edades valiéndose de documentos oficiales que confirmasen sus fechas de nacimiento y de muerte (o edad actual si aún vivían). Sin embargo, tuvieron que afrontar bastantes desafíos. A finales del siglo XIX, cuando nacieron los súper centenarios, muchos países no tenían un registro central de nacimientos, y con frecuencia los documentos originales se perdían, extraviaban o quedaban olvidados. Así que los científicos necesitaron buscar entre una gran cantidad de certificados, listas de censos, registros de defunción, expedientes de universidades, organismos de salud y seguridad para identificarlos. La titular del récord en longevidad es aún la francesa Jeanne Calment, quien murió en 1997 a la edad de 122 años. El libro "Supercentenarians" explica su vida, incluyendo cómo conoció personalmente al pintor Vincent van Gogh cuando ella tenía 13 años. La larga vida de Chris Mortensen es también detallada en el libro. Nacido en Dinamarca, murió a los 115 años en Estados Unidos. Poseyendo aún el récord como el hombre que más años ha vivido, a su avanzada edad todavía fumaba cigarrillos. La misma edad alcanzó la holandesa Hendrikje van Andel-Schipper. A pesar de haber nacido prematuramente con un peso de apenas kilo y medio, evadió sin embargo las principales enfermedades peligrosas hasta sus noventa y tantos, cuando se le diagnosticó cáncer de mama. Finalmente, murió de cáncer de estómago. La afro americana Bettie Wilson, quien murió a la edad de 115 años, sobrevivió incluso a una operación de vesícula biliar a la edad de 114 años. Elizabeth Bolden, también afro americana, llegó a contar en vida con diez descendientes que eran hijos de tataranietos suyos y cumplió los 112 años de edad con sus facultades mentales en buen estado. Esto último ilustra un rasgo bastante común en las personas súper centenarias: Asombrosamente, muchas de ellas no se ven afectadas, hasta poco antes de su muerte, por las enfermedades mentales que acaban padeciendo bastantes personas ancianas. Ahora los investigadores desean expandir el uso de la Base de Datos Internacional sobre Longevidad y emplear la información que alberga para investigar la mortalidad a edad avanzada y las causas de una vida tan longeva. Pero estas están por ahora, muy poco claras. Hasta el momento, lo único que se sabe con certeza es que ser mujer es claramente ventajoso, ya que el noventa por ciento de quienes celebraron su cumpleaños número 115 fueron mujeres. Es interesante los datos obtenidos de la estadística y más aun serán las conclusiones sobre las causas de la longevidad de estas personas. Es muy probable, por no decir seguro, que surgirán nuevas terapéuticas basándose en medicamentos y tratamientos que prolonguen nuestras vidas mas allá de los limites actuales aunque lo mas importante siempre será el certificado de garantía donde se manifieste que no sobreviviremos a nuestros hijos.

OBSERVAR EL CIELO A TRAVES DE LA RADIO:

"Las Pleyades"



El 4 de marzo de 1769, Charles Messier las incluyó como el No. 45 en su primera lista de nebulosas y cúmulos de estrella, que fue publicada en 1771 Las Pléyades (que significa "palomas" en griego), también conocidas como Objeto Messier 45.Las Siete Hermanas o Los Siete Cabritos, es un objeto visible a simple vista en el cielo nocturno con un prominente lugar en la mitología antigua, situado a un costado de la constelación Tauro. Las Pléyades son un grupo de estrellas muy jóvenes las cuales se sitúan a una distancia aproximada de 450 años luz de la Tierra y están contenidas en un espacio de treinta años luz. Se formaron hace apenas unos 100 millones de años aproximadamente, durante la era Mesozoica en la Tierra, a partir del colapso de una nube de gas interestelar. Las estrellas más grandes y brillantes del cúmulo son de color blanco-azulado y cerca de cinco veces más grandes que el Sol. 8 pueden ser observadas a simple vista dependiendo de las condiciones atmosféricas Taygeta(4.3), Pleione(5.09), Merope(4.17), Maia(3.88), Electra(3.71), Celaeno(5.46), Atlas(3.63) y Alcyone(2.87). El cúmulo está compuesto en una buena parte por enanas marrones —objetos con menos del 8% de la masa solar, los cuales son demasiado livianos para ser estrellas. Puede que estos objetos constituyan aproximadamente el 25% de la población total del cúmulo, a pesar de que sólo contribuyan al 2% su masa total. También presentes en el cúmulo, están las enanas blancas, las cuales contradicen la edad estimada del cúmulo. Debido a la corta edad del cúmulo, no se espera que las estrellas normales puedan haber evolucionado para convertirse en enanas blancas. Se cree que en vez de ser estrellas individuales de poca o mediana masa, los progenitores de estas estrellas eran masivas y orbitaban en sistemas binarios. Durante su rápida evolución, la transferencia de masa de la estrella más masiva a su acompañante, pudo haber acelerado su evolución hacia una enana blanca. Las cámaras CCD se sirven de ellas para calibrar éstas. Se ha calculado que las Pléyades tienen un futuro de solamente otros 250 millones de años, para ese entonces, habrán sido separadas como estrellas individuales (o múltiples) a lo largo de su trayectoria. Los mayas basaron su calendario sagrado Tzolkin, en el ciclo anual de las Pléyades (el mismo, para efectos prácticos, que para cualquier estrella o constelación), y creen que es el lugar de origen de su cultura, son llamadas Tzab-ek o cola de Serpiente de Cascabel, y también las conocen como Las Siete Hermanas. Los aztecas conocían a las pléyades como Tianquiztli ("el mercado"), esto por la muchedumbre que se formaban antes en los mercados y su semejanza con las estrellas de esta constelación. La automotriz japonesa Subaru, utiliza como distintivo en su logotipo, la figura del cúmulo de las Pléyades. De hecho, la palabra Subaru es la traducción al japonés de la palabra Pléyades.



EL LIBRO

"LA BÚSQUEDA DE LOS ELEMENTOS" de Isaac Asimov, Plaza y Janes, 237 págs.

El prolífico Asimov nos conduce por la historia de un interrogante de la Humanidad desde hace 2600 años: ¿de qué está hecho el Universo?. Comenzando con Demócrito quien fue el primero en considerar a la materia constituida por átomos, hasta los aceleradores de partículas actuales, el hombre ha protagonizado una verdadera aventura para desentrañar la materia que forma todas las cosas. A partir del S XVIII los químicos competían entre si para clasificar nuevos átomos casi a diario. Ésta es la historia de esas victorias y fracasos y de las ingeniosas técnicas usadas para identificar a los nuevos elementos químicos. Una narración casi detectivesca, como solo Asimov lo puede hacer. útil para el estudiante, el químico y el historiador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario